Tatuajes curados: cómo conseguir el mejor resultado

Lo primero es saber diferenciar a un buen tatuador de alguien que lo hace a modo de hobbie sin tener los conocimientos necesarios. Los buenos tatuadores no son baratos, no te fies mucho de ese conocido, el de "me lo hace a mitad de precio", porque el resultado te puede acabar saliendo bien caro. No escatimes a la hora de tatuarte y ahorra en otras cosas, pues un tattoo es para toda la vida.

Detrás de un buen tatuador hay años de experiencia y una doble profesionalidad, puesto que no es solo a nivel artístico, ya que el tatuaje no deja de ser un proceso quirúrgico y es necesario tener una certificación de primeros auxilios, un local con las condiciones higiénicas óptimas y material de calidad.


Cómo conseguir que tu tatuaje se vea nítido por mucho tiempo


Que no te engañen con imágenes retocadas, tu tatuaje no se verá siempre como el primer día, pero te damos unos consejos para conseguir que se conserve como nuevo durante mucho tiempo:

  • Elección de la tinta: escoge tintas vegetales en vez de acrílicas. Éstas pueden ser muy bonitas, pero es un material creado a partir de metales, por lo que puede no ser lo mejor para tu piel.
  • Escoge bien los colores: hay tonos, como el naranja o el amarillo, cuya fijación resulta más complicada. Lo mejor es esperar a que se baje la inflamación y que el tatuador vea cómo evoluciona, recuerda que cada piel es diferente.
  • Calidad del diseño: asegúrate de que el diseño sea el que pediste. El tatuador te enseñará el stencil o calco antes de colocártelo, que no te hagan el dibujo directamente sobre la piel (a no ser que sea un tatuador de confianza y ya conozcas su trabajo). Te recomendamos que eches un ojo a trabajos anteriores de la persona que te va a tatuar para no llevarte sorpresas. 
  • Escoge bien la zona: que el diseño escogido se pueda adaptar a tu piel a modo de tattoo. Algunas partes del cuerpo no son muy recomendadas a la hora de tatuar, anteriormente hemos hablado de los tatuajes en las manos y las posibles consecuencias. Asegúrate de que el diseño se adapte a la perfección a la parte del cuerpo que quieres.
  • Hidrata tu piel: no solo los primeros días. Tu tatuaje se verá como nuevo durante mucho más tiempo si mantienes la zona hidratada. Los expertos recomiendan usar crema hidratante una vez al día.
  • Cuidado con el sol: el protector solar será tu amigo inseparable. En días soleados es importante aplicarte protección cada dos horas, pero no olvides que los días nublados, incluso aunque no sea verano, es necesario proteger esa zona de la radiación solar.

Si con el paso del tiempo observas que tu tatuaje se quiebra, no cicatriza bien o pierde demasiado color, acude a un dermatólogo. Ponte en manos de profesionales y mima mucho tu piel, así conseguirás unos resultados increíbles una vez esté curado. En Tiki Tattoo nos preocupamos por el resultado, y estos son algunos ejemplos:





También te puede interesar nuestro post Cuidados para tu tatuaje 


Texto: Cristina González
Imágenes: Tiki Tattoo